En SOLCA nadie se rinde. Desde las enfermeras, las asistentes de Pediatría, los médicos especialistas, los papás, las mamás, los hermanos y por supuesto los Pequeños Guerreros, todos sabemos que vencer el cáncer es posible.

Si bien el cáncer infantil no es posible prevenirlo, pues es una patología determinada genéticamente, sí hay una salida: diagnosticarlo a tiempo y atacarlo con los tratamientos más adecuados y sofisticados.

Esa es la meta del Hospital Onco Pediátrico de SOLCA (HOPE), entregar a Guayaquil y Ecuador entero un nuevo centro con infraestructura de vanguardia, personal especializado y la mejor tecnología.

 

ANTECEDENTES

 

PEDIATRÍA EN SOLCA GUAYAQUIL

 

  • El servicio de Pediatría de SOLCA Guayaquil está con un déficit de atención: a consecuencia del terremoto del 2016 hubo una disminución adicional en la disponibilidad de camas, al momento contamos con 26 camas de las 46 necesarias.
  • Para el año 2023 necesitamos cerca de 64 camas para cubrir la demanda y en 2028, por lo menos  un total de 90 camas por el aumento de la incidencia del cáncer infantil.
  • Es necesario tener 1 pediatra por cada 8 camas. Actualmente contamos con 3 pediatras, para el 2023 necesitaríamos 8 y para el 2028, 11.
  • La tasa de supervivencia en el cáncer infantil es del 50%.
  • En el Hospital de SOLCA Guayaquil, durante el año 2017 se diagnosticaron 162 nuevos casos de cáncer infantil.
  •  Los más comunes son leucemia, seguido de linfomas, tumores cerebrales, tumores oculares, y cáncer de riñón.
  • El cáncer siempre será una enfermedad dolorosa, pero lo es mucho más cuando quienes libran la batalla son niños.
  •  Al momento en el Servicio de Pediatría de SOLCA existe una demanda insatisfecha en la solicitud de camas.
  •  Luego del terremoto de abril del 2016 hubo una disminución en la disponibilidad de camas en hospitalización, debido a los trabajados de remodelación.
  • Para el año 2023, el Servicio necesita aproximadamente 64 camas con la finalidad de cubrir la demanda creciente de pequeños pacientes; mientras que en 2028 se requieren un estimado de 90  camas.
  • En Pediatría además los pequeños pacientes necesitan que los tratamientos de Quimioterapia sean realizados en Hospitalización, y no de manera ambulatoria como ocurre con los adultos.
  • Para niños de 0 a 15 años diagnosticados con Leucemia linfoblástica aguda durante 2010 al 2014 la sobrevida neta a 5 años fue del 49,8% en Ecuador. Nota: La tasa de sobrevida en niños para Ecuador es baja si nos comparamos con ciertos países de Europa que tienen sobrevida más del 80%.

¿QUÉ SUCEDE?

 

Los niños que luchan contra el cáncer tiene una gran disposición y valentía para vencerlo, además cuentan con el apoyo de cientos de médicos altamente capacitados.

El problema: la falta de talento humano, infraestructura y equipos hace que su lucha sea injusta.

 

¿QUÉ HAREMOS?

 

Realizar una campaña de recaudación de fondos para la construcción del nuevo Hospital Onco-Pediátrico del Ecuador.